Buscar
  • PIN

Antes de cáñamo, debemos fortalecer lo que ya existe, por ejemplo, los agricultores y el turismo.

Si bien es cierto, nos encontramos en una situación difícil y que tomó al mundo entero por sorpresa, en el Partido Integración Nacional (PIN), nos parece que el señor Presidente de la República, le está dando prioridad a proyectos que no darán una re activación económica a corto plazo y que sino, seguirá aumentando el desempleo y la pobreza.



El Ejecutivo, ha dado como una de las soluciones en el tema socio económico que hoy enfrenta el país por la crisis mundial de la pandemia; que no debemos olvidar que ya el país venía enfrentando problemas en desempleo y pobreza, la siembra de cáñamo será uno de los proyectos que dará ese alivio económico que hoy tanto necesitan los costarricenses, pero, ¿qué va pasar con los sectores que ya existen?, o más bien, ¿será que no existen otras soluciones que ayuden al país?, la respuesta es que sí las hay y podrían tener un mayor impacto en los sectores más afectados.


Por otra parte, hay sectores que se han visto beneficiados con esta crisis y otros que han sido los grandes perdedores, entre los ganadores, como número uno podemos decir que los equipos e insumos médico-farmacéuticos han tenido un considerable aumento en sus ventas y servicios, luego en orden de mayor beneficio encontramos el procesamiento de alimentos, cuido y salud personal, las telecomunicaciones, comercio (retalling) (eletrónico) y la agricultura, está ultima ha tenido un leve crecimiento o se ha mentido igual en muchos productores, lo que quiere decir que ya de por sí este sector esta fuertemente golpeado antes de la pandemia.


Luego, tenemos a los que han sido realmente golpeados por esta crisis en donde encontramos de menor a mayor que han sufrido consecuencias; los textiles, petróleo y energía, educación, servicios financieros, manufactura, infraestructura y construcción, automotriz, aviación y transporte, y por último, como uno de los grandes afectados encontramos al sector del turismo y recreación.


Es por esto, que la decisión del señor Presidente de impulsar la siembra de cáñamo, no debería ser uno de los puntos altos para ayudar la economía del país, ya que si bien es cierto generaría ingresos a nuestro país, no lo será a corto y mediano plazo, y que debe tener otro tipo de medidas, en relación con los grandes ganadores y los grandes perdedores antes mencionados y ayudar a estos sectores que ya hoy tienen sus inversiones, sus prestamos, su infraestructura ya lista para funcionar lo más pronto y lo más productivo y no pensar como de primera línea de ayuda, un nuevo producto el cual tendrá que pasar por una serie de procesos antes de estar lista.


Ante este panorama, el Gobierno de la República, de una manera clara y con gran liderazgo, deberá impulsar una alianza de todos los sectores de la sociedad y deberá tener una disposición para tomar las medidas necesarias para superar la crisis con el costo mínimo posible de vidas humanas, en empleo productivo, en pobreza y en caída de la producción.


Como se mencionó antes, uno de los grandes ganadores ha sido la industria farmacéutica, y es importante mencionar, que Costa Rica tiene el precio de los medicamentos más caros de todo Centroamérica, por lo que el Diputado de nuestra fracción, el Dr. Walter Muñoz Céspedes ha impulsado un proyecto en la corriente legislativa, la Ley 20.838 Creación de la oficina de control de precios de los medicamentos para la protección del consumidor, la cual se encuentra en la comisión de económicos.


Además, también ha presentado una serie de proyectos que vienen a impulsar la economía de nuestro país, y también para brindar un apoyo al sector agrario, en donde, junto con el Movimiento Agrario Nacional (MANA), presentaron el proyecto de Ley 21.960 Ley de la Soberanía Alimentaria, la cual pretende crear un Plan Nacional de Soberanía Alimentaria de construcción participativa y aporte de cada cantón, así como ampliar las capacidades del Consejo Nacional de la Producción (CNP) para colocar excedentes de la producción nacional en el mercado externo, así como facilitar los servicios de almacenamiento de granos y redes de frío como servicios públicos, en vista de que éstos no son ofrecidos eficientemente por el sector privado en Costa Rica. Asimismo, propone una línea de crédito para la producción y la agroindustria con garantía del Banco Central de Costa Rica, gestionado por el Sistema Bancario Nacional, con un retorno de hasta dos puntos porcentuales como máximo, y al cual se deba dedicar el 25% de la cartera crediticia de los Bancos del Estado, mientras haya demanda, entre otras cosas que se especifícan en el proyecto.


Los otros proyectos presentados son:

1- Ley de protección a los consumidores financieros y su récord crediticio (Ley 20.883, Comisión de Económicos)

2- Control de precios de la canasta básica alimentaria para la protección del consumidor (Ley 20.986, Comisión de Económicos)

3- Modificación del inciso D) del artículo 31 a la Ley de Asociaciones Cooperativas y creación del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo, Ley 4179, del 22 de agosto de 1968 y sus reformas (reducción del número mínimo de cooperativas) (Ley 21.419, Comisión de Económicos)

4- Ley Constitutiva de las Juntas Cantonales para Generación de Empleo (Ley 21647, Comisión de Económicos)

5- Ley de Moratoria a las Deudas del Sector Agropecuario y Devolución de Bienes ya Adjudicados (Ley 21.798, Comisión de Hacendarios)

6- Ley de Rescate, Recuperación y Fortalecimiento de Empresas en Situación de Vulnerabilidad y Estímulo a la Producción (Ley 21.935, aún sin comisión)


En el sector de Turismo, el gobierno debe impulsar que los costarricenses, una vez que así lo indique el Ministerio de Salud ante la apertura de este sector, y siempre trabajando con todos los cuidados respectivos para combatir el virus, que ayudemos de una manera unida a este sector, y que los ciudadanos de este país puedan visitar los distintos destinos de recreación y turismo de una manera segura y de bajo costo, para que así este sector poco a poco pueda re activar su economía y crear un fondo de ayuda para este sector que ha sido muy golpeado.



Si bien es cierto que la siembra de cáñamo podría ayudar, lo haría para un futuro y no en estos momentos que tanto lo necesita el país ya que ante la caída del consumo, las exportaciones e inversiones, endeudamiento fiscal, aumento de desempleo y la informalidad, presión migratoria, son solo algunos de los retos que hoy enfrentamos todos los costarricenses.


Es por esto que el Ejecutivo en esta sociedad moderna, deberá prevalecer nuevas alianzas y nuevas actitudes para crecer en productividad e innovación, deberá mejorar el clima de los negocios e inversiones, propiciar el progreso social, estimular la confianza y bajar los costos de transacción, optimizando todos los procesos requeridos que tanta traba genera a los pequeños y medianos empresarios de nuestro país.


#PIN

#SalvemosCostaRica





0 vistas
  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de YouTube
  • White Twitter Icon

© 2019 PARTIDO INTEGRACIÓN NACIONAL